17.4.14

GGM

antes de que preguntes
o de que me pregunten

esto no es para t
no realmente
no tanto como es para mí
para entenderme
así como decías que los libros simplemente hay que escribirlos
y ya
para uno y sus amigos
así

¿me preguntarán en años si recuerdo este día?
¿si recuerdo llorar
estar mareado
o hacer piruetas tristes de la mente?
¿será que me pregunten unos nietos
o algunos periodistas yo qué sé
si recuerdo algún fuego de la gente
alguna expresión cálida y poética
que se haya dado en torno a tu partida?
¿cómo les digo con qué cara
que no vi mariposas en el viento
que no vi almas llorosas por la calle
que no ascendiste al cielo sino fuiste
llevado sobre asfalto entre patrullas?
¿cómo les digo aparte todavía
que estaba solo en mi computadora
que así estaban puños de mis amigos
y que vivimos tu partida solos
acompañados sólo desde lejos
mientras comíamos pay de queso
y poníamos un disco en nuestros itunes?
¿cómo les digo que tu era se fue?

quizá sería mejor contarles
que hubo una marcha no planeada
con gente que vestía de blanco
y llevó velas a tu casa
quizá sería mejor contarles
que en ese día como por magia
surgieron miles de magnolias
en una plaza colombiana
quizá sería mejor contarles
quizá sería mejor crearles
un mito verde y luminoso
para acallar las fuerzas grises
del pavimento y alambrado

ya sabes
uno de esos mitos
que tú solías contar tan bien
cosa que me hace sospechar
que tú sabías esta verdad
esa de que es mejor crear
contarle un cuento a nuestros nietos
no por escape temeroso
sino por poder alumbrar
y hacer justicia a ese sentir
que todos llevan en su adentro
y pocos saben bien nombrar

quiero pensar que lo sabías
quiero empezar allí mi mito

No hay comentarios:

Publicar un comentario