16.1.12

Cuervos

por Shearwater
Texto Original: Rooks
Canción

Cuando los cuervos yacían en montones
al lado del camino;
se estrellaban en las antenas,
se enredaban en los tendederos.
Y, reunidos en un campo,
fueron quemados en una pira emplumada,
con sus ojos fríos y negros.

Cuando las golondrinas cayeron de los tejados,
y las gaviotas de los postes,
los estorninos, por millones,
se alimentaron del suelo donde yacían.
Y los paramédicos dijeron:
“no hay a donde huir por tu vida”,
y nos quedamos adentro,
y dormiremos hasta que el mundo del hombre
esté paralizado.

Oh, el halconero se despierta
al sonido de campanas.
Sobrevolando, y rumbo al sur,
ellos dejan su vida.
Y cada jaula vacía repica en su corazón
cual campana,
bajo estas estrellas frías;
en esta trémula luz.
Y profiere:
“Amen, que su reino venga esta noche,
y éste sueño se realice”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario