16.12.11

Reproche

por D.H. Lawrence
Texto Original: Reproach


Si hubiera sólo sabido ayer,
Helen, que podías descargar el dolor de la nube;
si hubiera sabido ayer que podías
llevarte lejos la eléctrica desazón turgente,
bebértela con tu orgulloso
cuerpo blanco, como el bello trueno blanco
es bebido de un cielo agonizado por la tierra,
quizá te habría odiado, Helen.

Pero ya que mis miembros arden de fuego,
ya que de mi hueso y carne
se derrama una pesada flama
hacia ti, tierra de mi atmósfera, roca
de mi acero, precioso pedernal blanco de deseo,
no tienes nombre.
Tierra de mi vagabunda atmósfera,
substancia de mi inconstante respirar,
no puedo más que unirme a ti.

Ya que te has bebido la oscura
y dolorosa tormenta eléctrica, y la muerte
está lavada del azul
de mis ojos, te miro hermosa.
Eres fuerte y pasiva y hermosa,
yo vengo como viento que sobrevuela incierto;
pero tú
eres la tierra que sobrevuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario